JAZZBANDISMO (2018)

 

 

-¿Cuales serían los dos actos más revolucionarios, corrosivos y artísticos del ser humano?-

-Jazz y poesía- respondio sin pensarlo.

Por el jazz y la poesía se rompe la hipocresía social, y el hombre importante y enlevitado que está deseando dar el grito intempestivo del magistrado loco tiene consignado su grito en el conjunto. 

En el jazz, y sin darlos importancia, lloran y ríen las camareras y los camareros, ahogadas entre voces del gentío con la voz tomada, que en la tertulia nocturna representan a los que han salido de juerga, aunque debieran estar en la cama y haber llamado al médico. En el jazz está la chacota de la vida moderna, su absurdidad, su incoherencia, su deseo de jolgorio continuo.

En la poesía se mezclan todas las fugas de los amores tristes, y de las patosidades desesperadas y el desteñido de las bocas, siempre como heridas sin restañar, mezclados a otros mil ingredientes, como tecleos de máquinas de escribir lejanas, reclamos de pato y perdiz y estallidos de pulgas de elefante. 

Hay en el jazz sonidos sospechosos que, a veces, se producen con una oreja o con la nariz.

Hay versos en la poesía. que, a veces, se producen con el tacto o en el gusto.

El jazz y la poesía son lo único que hace variar de sitio los prejuicios depositados en un calete.

El jazbandismo cambia la ilusión del fin del mundo y habréis de saber que cuando llegue su último día no serán trompetas las que suenen, sino el más enorme jazz, el jazz triturante y resurrectante, a cuyo son caerán las ciudades y se despertarán los muertos.

Busquemos el sitio en que el jazz y la poesía estén más corrompidos y donde su fermentación dé más alcoholes.

Y para acabar, un último consejo : No acostéis a los niños sin que hayan oído una pieza de jazz o una poesía fermentada, pues deben acostarse con esa última impresión cotidiana.

*Adaptación del artículo “Jazzbandismo” de Ramón Gómez de la Serna*

.CAPÍTULOS.

#Capítulo 1 [09/11/2018]

 

 

English EN French FR German DE Italian IT Spanish ES